Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Boston Celtics logra un triunfo apretado ante Filadelfia 76ers y deja la serie casi definida
Los Celtics fueron mucho más firmes en el clutch que un Filadelfia que sólo tuvo el recurso de acudir a Joel Embiid y ganaron por 102-94
Noroeste / Redacción
21/08/2020 | 8:47 PM
Marcar como favorita

LAKE BUENA VISTA._ Ningún equipo en la historia de la NBA pudo remontar una desventaja de 3-0 en la historia de los Playoffs. De hecho, apenas tres llegaron a un séptimo partido (que perdieron). Por eso Boston Celtics, sin relajarse, puede tenerse mucha confianza después de lograr su tercer triunfo consecutivo ante Filadelfia 76ers: 102-94 y 3-0 en la serie.

La actuación de los Celtics este viernes no estuvo a tono de la del segundo partido. Más que nada se trató por un Jayson Tatum que estuvo peleado con el aro (15 puntos, 6-19 de campo) y que apenas jugó 8 minutos en el primer tiempo debido a cargarse con tres faltas personales en el primer cuarto. Pero aún así los celtas lideraron durante prácticamente todo el partido y nunca estuvieron perdiendo por más de tres tantos.

Igualmente, el alero respondió cuando tuvo que hacerlo con un par de dobles claves (el triple le costó más, con 2-9) y otro que fue fundamental en el final fue Kemba Walker: 24 puntos, 8 rebotes, 4 asistencias y 2 robos en 35 minutos con 10-20 de campo (6-12 en el segundo tiempo, en el que anotó 24 tantos). La jerarquía y experiencia del ex Charlotte Hornets se notó y demostró el motivo de su apodo "Cardiac Kemba".

Jaylen Brown tuvo una noche similar a la de Tatum, con 21 puntos, 7 rebotes y 6-16 de campo y el otro Celtic en sumar en doble dígito fue Marcus Smart, que además de sus 14 puntos aportó su energía habitual e impacto en defensa (8 rebotes y 3 robos).

Los Sixers esta vez ni siquiera llegaron a los 100 puntos, tras dos partidos con 101. No pudieron aprovechar el 25.8 por ciento en triples de Boston (8-31) porque ellos tiraron peor: 23 por ciento, con 9-39. Apenas la agresividad de Joel Embiid y los problemas de los Celtics con el rebote (20 ofensivos de Filadelfia contra tres de Boston) les permitieron estar en partido hasta los minutos finales, incluso con el marcador igualado.

Embiid terminó con 30 tantos y 13 rebotes, pero la gran mayoría de eso fue en el primer tiempo. Aportó algo más con tiros libres en el cierre, pero los Sixers sufrieron demasiado tener al pivote como única opción ofensiva y Boston terminó por comerlo.

¿Te gustó lo que leíste?

Si tu respuesta es sí, te invitamos a suscribirte por solo $100 pesos al mes y apoyar el periodismo que hacemos para ti con el objetivo de hacer de Sinaloa un mejor lugar para vivir. Haz click AQUÍ.

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Recomendamos para ti

Oportunidades