‘Cuando una persona tiene una idea de negocio y quiere materializarla y llevarla a cabo lo primero que tiene que hacer es buscar una fuente de financiación. Si tiene claro que va a optar por un sistema de crowdfunding, lo primero que debe de hacer es elegir entre las diversas plataformas de financiación colectiva’.

    Los habitantes en este país no pueden estar más optimistas por el devenir que se percibe en esta gran nación, ha emprendido una regeneración de la economía y la política, que redundará en una vida mejor. Hay en el gobierno actual alturas de miras para apoyar proyectos tendientes a lograr el progreso de su gente.

    Hay ahora una cantidad de programas y acciones de bienestar social, que la gente ve con sus propios ojos, y que están en muchos lugares estratégicos del País con el propósito de apuntalar el desarrollo sustentable. Por parte del Gobierno federal no se escatima esfuerzo con el fin de superar el subdesarrollo, que todavía se manifiesta en algunos estados de la Unión, con altos índices de pobreza.

    Lo más loable es la actitud del presente régimen de terminar con la corrupción y otras lacras conocidas por la ciudadanía, hasta desterrarlas del ambiente político de la nación, y que nunca más vuelvan a dañar la vida de los ciudadanos.

    La corrupción ha sido uno de los mayores obstáculos que han incidido en el deterioro de este noble pueblo, que nunca ha dejado de luchar por desterrarla de la vida pública y así dar paso a una vida pública sana y de igualdad de oportunidades. Hoy, por primera vez después del periodo neoliberal, los ciudadanos ven hechos tangibles en la consolidación de cambios en su beneficio, y los ve con acciones, no con palabras. La demagogia se ha extirpado de la función pública, y hoy el Presidente Andrés Manuel López Obrador le habla con la verdad a la gente. Como ningún otro Mandatario en la historia, lucha con entereza para lograr reducir la pobreza, por todo lo que entraña en el entramado social. Sin duda, es una tarea titánica abatir rezago social, lo importante es que se ha iniciado el camino para romper con esa rémora, esa maldita herencia neoliberal y rescatar a amplios segmentos de su abismal pobreza.

    El ambiente político para la ciudadanía es propicio para consolidar los cambios estructurales que se vienen realizando en el ámbito nacional. Esos cambios no pueden desdeñarse, son parte de un todo que tendrá hondas repercusiones en el progreso del País, de eso los ciudadanos tienen plena certeza y ven el futuro lleno de optimismo. Una ventaja de este país es que tiene una ciudadanía sumamente politizada, garantía para consolidar los cambios que ha venido poniendo en marcha el actual régimen.

    Ese apoyo al rumbo democrático se va a corroborar en la elección de las seis gubernaturas, el próximo 5 de junio, donde la ciudadanía va a refrendar su apoyo a los candidatos del partido en el poder de manera contundente. Los ciudadanos tienen claridad plena de quiénes son sus aliados y quiénes son responsables de su penuria económica y social.

    El largo periodo en que gobernaron los prianistas dejaron una huella indeleble de corrupción y latrocinios de todo tipo, en detrimento de los que menos tienen. Los ciudadanos fueron vilipendiados de distintas maneras. Los gobiernos de esos partidos llegaron al extremo de no verlos ni oírlos en sus reclamos de justicia, como si no existieran. A ese grado de desfachatez llegaron los partidos coligados en la alianza contra México, no tienen cara para contender y menos para solicitar el sufragio de los ciudadanos, después de tantos agravios que les causaron. Su última hazaña aún está fresca: votaron en bloque sus diputados en favor de las compañías extranjeras y en contra de la Comisión Federal de Electricidad. En el futuro inmediato esos partidos políticos van a cosechar lo que han sembrado entre los ciudadanos.

    Estamos en el umbral de grandes acontecimientos políticos en este país. Los ciudadanos son protagonistas importantes de los cambios que se están produciendo por medio de la vía electoral, incidiendo positivamente en distintos aspectos en bien del pueblo, que tanto ha luchado por la justicia y la libertad. Después del gobierno del General Lázaro Cárdenas, en el presente régimen se vuelve a gobernar con el pueblo, con una clara opción preferencial por el bienestar de los desposeídos.

    No hay duda, la transformación se consolida con la fuerza de los ciudadanos, eso se va a corroborar con claridad en las próximas elecciones de las seis gubernaturas que se disputarán los partidos políticos el 5 de junio próximo.

    Periodismo ético, profesional y útil para ti.

    Suscríbete y ayudanos a seguir
    formando ciudadanos.

    Suscríbete
    Artículo disponible solo para lectores registrados
    Periodismo ético, profesional y útil para ti.

    Sé parte de nuestra comunidad.

    Regístrate gratis
    Descarga gratis nuestra App
    Download on the App Store    Disponible en Google Play