"Niños presos, los invisibles del sistema penitenciario"

"En México, hay 542 niños que, a pesar de su inocencia, viven el mismo encierro que sus madres en las prisiones mexicanas. Las condiciones son precarias porque las leyes estatales no reconocen su existencia ni necesidades."

 
 
 
Tras las rejas, los niños viven con sus madres en las prisiones mexicanas. Ellos comparten la condena de la que fue acusada su progenitora: robo, privación ilegal de la libertad o asesinato. Lo...

El resto del contenido es exclusivo para usuarios suscriptores de Noroeste, para seguir leyendo Suscríbete o inicia sesión
Inicia sesión con:
o introduce
¿Olvidaste la contraseña?