|
Nuevo Acuario de Mazatlán

Busca plasmar las piedras del océano en la pupila de los visitantes del Nuevo Acuario de Mazatlán

Para el director de la empresa Pangea, encargado de instalar la rocalla artificial de esta atracción turística, el punto más importante es mostrar un ecosistema como si fuera real, que la gente cuando lo vea piense que está viendo el mismo océano

Cuando a Jan Møller, director de la empresa Pangea fue contratado para construir una rocalla artificial que se asemejara al Mar de Cortés para el Nuevo Acuario de Mazatlán, supo que tenía un buen reto por venir, tuvo dos años para idearlo, y hoy lo está plasmando.

Esta obra cumbre de Mazatlán se presume que será la más grande en Latinoamérica de su tipo, lo han dicho funcionarios, empresarios, pero más allá de ellos, también las personas que han venido a trabajar en la construcción de este acuario: el Nuevo Acuario de Mazatlán tendrá sus singularidades.

$!Busca plasmar las piedras del océano en la pupila de los visitantes del Nuevo Acuario de Mazatlán

Jan ha trabajado en más de 700 acuarios, y lo ha hecho durante 30 años, sabe todos los secretos de la flora y fauna, dado que solo de esa manera puede recrear artificialmente, algo donde los animales de todos estos acuarios sigan tan cómodos como en casa.

Él y su equipo han trabajado en países como Rusia, Dinamarca, Indonesia Bélgica, Alemania, casi todos los acuarios de Europa tienen su firma en ellos; también en países como Dubai, pero Mazatlán será el primer lugar de América Latina en el que plasmen su arte.

El responsable de esta obra admite también que su trabajo no radica solo en el que las especies vivan con calidad, aunque claro, es el más importante, pero también se tiene que satisfacer el ojo del visitante, que quiere que las piedras que ve en un acuario se asemejen lo más que se pueda a lo que ha visto en el mar, sobre todo en documentales o si llegaron a ser privilegiados, en persona.

Para el empresario de Dinamarca eso es lo que caracteriza su trabajo ya para el público, lo más importante, darle a la gente la idea de que lo que ve, es lo que hay en el océano, es uno de sus retos claves, en muchas ocasiones puede hacer un buen trabajo sin esa pizca de realismo que demandan los visitantes, pero esa no es una opción para él, es por eso que al irse de Mazatlán, quiere dejar un ecosistema que maraville a quien lo observe, que sienta que se apega a la realidad marina.

“Quiero dejar una pequeña parte de la naturaleza aquí, tiene que ser una cosa real, que la gente pueda decir ‘este pez vive en este hábitat’...tenemos que contar la historia de peces viviendo en este hábitat y es lo que la gente debería de ver aquí”, comparte.

“Necesitamos tonos que la gente vaya a creer, porque fácilmente podríamos hacer algo que no lo creerían, es siempre decir, ‘podemos hacer esto’ pero es mejor hacerlo de esta manera, porque la gente no lo va a creer y si lo hacemos de esta manera sí va a creer... es un compromiso con la naturaleza y con lo que la gente cree que es la naturaleza”.

Jan tiene desde enero viviendo en Mazatlán, reconoce que no es muy fanático del calor, sobre todo en jornadas que en ocasiones se extienden a las 10 horas, pero ya son cosas del oficio, su bagaje y experiencia en los acuarios más importantes del mundo lo hacen tener una solución a cualquier problema que enfrente.

“¿700? cerca de 600 o 700 instalaciones hasta la fecha, hemos estado en cerca de 30 o 35 países... hemos estado haciendo esto por más de 30 años, somos una compañía danesa pero tenemos trabajadores de Italia, de Inglaterra, portugueses, por supuesto daneses es una mezcla de personas que hemos estado trabajando por mucho tiempo”, explica.

A pesar de haber trabajado en más de 700 acuarios, para Jan el Acuario de Mazatlán será diferente, dado que su arquitectura es diferente, sobre todo porque es al aire libre, algo que no pueden presumir otros lugares de este tipo en el mundo.

“Tiene que ver con la construcción del acuario, este no es el típico, muchos de los acuarios que hemos hecho o hemos trabajado son de acero, cristal, este es una diferente construcción, cosas que no ves en otros acuarios es una bonita arquitectura, muy buena, inteligente de construir en un lugar así, hay muchos acuarios que no tienen algo así” , menciona.

Él tiene la responsabilidad de recrear la piedra del Mar de Cortés en el Acuario de Mazatlán, cosa que hasta en un tono un poco soberbio pero bromista, dice que no es complicado, lo complicado en ocasiones son los tiempos, darle a su gente los materiales para trabajar, sobre todo los cambios en laborar que hay en cada País, y México, y por supuesto Mazatlán, no se salvan de eso.

Sin embargo el trabajar en Mazatlán ha sido único para él, es de esos proyectos que ya que culminen, quiere volver a verlos para ver su resultado, el día a día, de momento ya llevan más del 30 por ciento de su trabajo plasmado en el acuario, esperan que en máximo 10 semanas, culminen sus labores, y por supuesto, sin ningún contratiempo y ni problemática.

“Hemos hecho alrededor del 30 por ciento de la decoración, nos falta un 60 o 70 por ciento, cuando tengamos los tanques y lo necesario esperamos terminar en ocho o 10 semanas más o menos”, señala.

“Esto es lo que sabemos hacer, es lo que hemos hecho por 30 años... mi desafío es dejar todo listo, lo necesario, dar los materiales a la gente, darles un lugar donde trabajar, darles alimentación, transportación, todo lo que rodea eso es mi mayor desafío en cualquier proyecto, construirlo, no es un reto”.

Para Jan el Acuario de Mazatlán lo tendrá todo hablando en infraestructura, y lo tiene todo hablando como punto geográfico, podrá conseguir la fauna necesaria para exhibir a los animales, tendrán el océano cerca, para él es una ciudad privilegiada, que tendrá todos los ingredientes para hacer exitoso un lugar como este.

“Tienen el océano aquí, lo que es genial, y por supuesto es algo que deben mostrar, pueden decir que tienen tiburones, y hay quienes dicen que los tienen, y en realidad no, ustedes tienen tiburones”, detalla.

“Por el edificio sería genial, esto es diferente a muchos acuarios en los que hemos trabajado, esta es arquitectura, algunos lugares se caracterizan por ser científicos, se distinguen por el dinero, esto es una cosa de arquitectura”, profundiza.

$!Busca plasmar las piedras del océano en la pupila de los visitantes del Nuevo Acuario de Mazatlán

Pangea

Con sede en Dinamarca, Pangea es una empresa de construcción ambiental y de rocalla más grande de Europa.

Pangea Rocks es el proveedor líder de corales y algas artificiales para fondos de acuarios marinos y de agua dulce en Europa.

Ha estado involucrado en el diseño y construcción de alrededor de 700 exhibiciones de zoológicos y acuarios en todo el mundo.

Entre su personal, cuenta con diseñadores, artistas y técnicos de construcción con muchos años de experiencia internacional en trabajos de roca artificial y en la reproducción de otras características terrestres y acuáticas naturales.

La experiencia en diseño y construcción va desde la concepción y la planificación hasta la gestión, la construcción, la entrega del proyecto y la instalación de especialidades, con altos estándares de calidad y autenticidad naturalista.

https://pangearocks.com

Periodismo ético, profesional y útil para ti.

Suscríbete y ayudanos a seguir
formando ciudadanos.

Suscríbete
Artículo disponible solo para lectores registrados
Periodismo ético, profesional y útil para ti.

Sé parte de nuestra comunidad.

Regístrate gratis
Descarga gratis nuestra App
Download on the App Store    Disponible en Google Play