Te quedan articulos gratis este mes
|
Espionaje

Gobierno de EPN pagó 32 millones de dólares para espionaje con Pegasus, afirma la UIF

El contrato por el software Pegasus, el malware Pegasus, para efecto de espionaje telefónico se hizo en 2014, pero éste no fue el primero, en la UIF tienen detectado que durante el Gobierno de Felipe Calderón Hinojosa también se contrató un programa informático con las mismas funciones.

MÉXICO._ Santiago Nieto Castillo, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), informó que el Gobierno encabezado por el ex Presidente Enrique Peña Nieto pagó alrededor de 6 mil millones de pesos, para la contratación del programa informático Pegasus, desarrollado por el grupo israelí NSO, que se utilizó para espiar en México a opositores políticos, a periodistas, a activistas y defensores de derechos humanos, entre otros.

“Grupo Tech Bull contrató durante el año 2014, con la Procuraduría General de la República, particularmente con Tomás Zerón [de Lucio], director en jefe de la Agencia de Investigación Criminal [AIC], el software Pegasus, el malware Pegasus, para efecto de espionaje telefónico. Este contrato es un contrato de 32 millones de dólares”, informó el funcionario federal.

Durante la conferencia de prensa matutina presidencial, que se llevó a cabo en el salón Tesorería del Palacio Nacional, el titular de la UIF -que depende de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP)-, detalló que el dinero fue transferido a la empresa israelí NSO Group.

“Grupo Tech Bull es una empresa con poco tiempo de constitución que empieza a recibir fuertes montos de recursos provenientes de cuentas concentradoras del Gobierno federal, a partir de empresas reconocidas en el ramo de seguridad”, señaló Nieto Castillo.

“Cabe señalar que también se tiene información de que se realizaron compras de equipos a Aeronautics LTD y Aerosentinel LTD, ente otras empresas que finalmente el Grupo Tech Bull conoce y se reconoce que envía recursos a dichas empresas y a otras más en Israel e Italia”, abundó el funcionario federal.

Nieto Castillo destacó que grupo Balam y Tech Bull están involucradas en la contratación del software y detalló que los montos reflejan depósitos por 5 mil 914 millones de pesos y 2 mil 889 millones de pesos en retiros. Asimismo, comentó que la primera empresa tuvo depósitos en más de 910 millones de pesos, mientras que la segunda obtuvo 527 millones de pesos.

“No solamente se trata de montos incongruentes, sino que operan con cuentas concentrados del gobierno federal, montos muy superiores, actos de corrupción [...] Hay una serie de empresas con quien se transacciona de manera financiera”, insistió el titular de la UIF.

Entre las empresas presentadas por la UIF se encuentran: Grupo BALAM, Grupo Tech Bull, Proyectos y Diseños VME, Grupo Comercial VME, Grupo Comercial Vicra, y KBH Track SA de CV. Además de Coordinadora de Imagen y Servicios, Artículos Textiles Equipo y Accesorios MV, Constructora del Centro y del Bajío, y Comercializadora de Soluciones Integrales Mecale.

El funcionario federal aclaró que este no es el primer caso de contratación de un software de espionaje, ya que en la UIF tienen detectado que durante el Gobierno de Felipe Calderón Hinojosa también se contrató un programa informático con estas mismas funciones.

“El primer caso se remonta a la Administración de Felipe Calderón y tiene que ver con la contratación que Genaro García Luna hizo de las empresas de los señores Weinberg para poder contratar el software de NiceTrack”, destacó Nieto Castillo.

“No solamente se trata de montos incongruentes sino también que estas cuentas concentradoras del Gobierno Federal con montos muy superiores, lo cual implica o por lo menos se presume la existencia de actos de corrupción a venderlas a sobreprecio al gobierno de la República del año 2012 al año 2018, es decir, durante las administraciones de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto”, expuso el funcionario federal.

Aunado a lo anterior, Nieto Castillo reveló el descubrimiento de una lista de investigaciones ligada a espionajes a través del software Pegasus llamada “Los Maléficos”, en la que el Presidente Andrés Manuel López Obrador era apodado “El Gallo”.

Sin embargo, el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera descartó presentar una denuncia por el espionaje del que fue víctima a través del programa informático Pegasus, ya que aseguró que debe buscarse la justicia, no la venganza.

“La venganza no debe ser objeto sino la justicia, no presentaré ninguna denuncia. En la UIF encontramos una lista, un archivo, que eran las investigaciones que se habían desarrollado, llamada ‘Los Maléficos’, el número uno llamado ‘El Gallo, referido al Presidente. Encontramos a la secretaria [Olga] Sánchez Cordero [Dávila, titular de la SEGOB], destacó el funcionario federal.

Por su parte, el Presidente López Obrador informó que los contratos que signó el Gobierno Federal entre 2012 y 2018 para la compra de servicios de espionaje, serán entregados a la Fiscalía General de la República (FGR), para que se realicen las indagatorias correspondientes.

“Toda esta información va a la Fiscalía General de la República que ayer nos solicitó que se enviara información de todas las dependencias del gobierno sobre este asunto, en respuesta se va a entregar esta información, contratos que se encuentran en los archivos de la secretaría del Ejecutivo federal”, comentó el mandatario nacional.