|
Policía Federal

Iván Reyes ex director antidrogas de PF, se declara culpable en EU de distribuir cocaína

Será sentenciado el 6 de enero y podría alcanzar una pena de entre 5 y 40 años de prisión

Iván Reyes Arzate, alias “La Reina”, ex director de la División Antidrogas de la Policía Federal (PF) mexicana, preso en el Centro Correccional Metropolitano (MCC, por sus siglas en inglés) de Brooklyn, acusado de conspirar para distribuir, poseer e importar cocaína a Estados Unidos, aceptó, este martes 19 de octubre, el cargo de conspiración para distribución de cocaína, por lo que será sentenciado el 6 de enero y podría alcanzar una pena de entre 5 y 40 años de prisión.

“Alrededor de septiembre y noviembre del 2016 siendo servidor público en México y a cambio de un pago, estuve de acuerdo en darle a una organización criminal datos que facilitaran la distribución de cocaína”, dijo, a las 11:05 horas (tiempo local), Reyes Arzate al juez Brian M. Cogan, en la sala 8D de la Corte Federal del Distrito Este de Nueva York.

Vestido con un traje entre gris y verde que usan los presos en el MCC de Brooklyn, Reyes Arzate dijo tener 49 años de edad, así como haber acabado una carrera en la Universidad Insurgentes y estar lo suficientemente lúcido para entender lo que estaba sucediendo.

El ex director de la División Antidrogas de la PF confesó entender poco inglés y por dicha razón se recurrió a los servicios de un intérprete. Luego le fue mostrado el acuerdo de culpabilidad en el que reconoció su firma. Al final, para que quedara constancia, Reyes Arzate leyó el documento. “Sabía que era un delito lo que hacía y entiendo que la cocaína es nociva”, dijo el ex funcionario federal mexicano.

En abril pasado, el fiscal Michael Robotti escribió en un memorándum al juez Brian M. Cogan, que “las partes siguen negociando una declaración de culpabilidad y, sobre la base de esas negociaciones, el gobierno recientemente proporcionó al abogado defensor un acuerdo de declaración de culpabilidad”.

Ante ello, el fiscal neoyorquino pidió al juez federal estadounidense, más tiempo “para permitir que las partes concentren sus esfuerzos en las negociaciones de declaración de culpabilidad y para que el acusado y el abogado defensor revisen el acuerdo”.

La Fiscalía de Nueva York pidió que la audiencia programada para el 18 de agosto se pospusiera por 60 días, para afinar el acuerdo de culpabilidad, pero también para permitir que Mark de Marco, abogado de Reyes Arzate, atienda un juicio por asesinato en el Distrito Sur de Nueva York a mediados de septiembre.

“Las partes solicitan respetuosamente que el tribunal suspenda la próxima conferencia de estado y programe una audiencia de cambio de declaración de culpabilidad en persona en aproximadamente 60 días. Actualmente, las partes han llegado a un acuerdo de principio para resolver este asunto, pero aún necesitan tiempo adicional para finalizar el acuerdo de culpabilidad por escrito”, indicó Robotti.

“El tiempo adicional para finalizar el acuerdo de culpabilidad también se solicita porque el abogado defensor está programado para comenzar un juicio por asesinato en el Distrito Sur de Nueva York a mediados de septiembre”, agregó el fiscal neoyorquino en su memorándum.

“En consecuencia, las partes solicitan respetuosamente que el tribunal suspenda la conferencia de estado programada para el 18 de agosto de 2021 y programe una audiencia de cambio de declaración de culpabilidad en aproximadamente 60 días”, abundó Robotti.

“Las partes acuerdan que una orden de demora excluible es apropiada aquí sobre la base de la anterior designación de caso complejo de la Corte en este asunto y las negociaciones de declaración de culpabilidad en curso de la parte”, informó la fiscal Jacquelyn M. Kasulis en otro documento.

El 14 de septiembre del 2020, el fiscal general de Brooklyn, Seth D. Ducharme, informó que el 24 de agosto de ese mismo año, se interceptó una “voluminosa de comunicaciones electrónicas”, como parte de los descubrimientos con los que se pretendía que Reyes Arzate, se declarara culpable de los tres cargos por distribución de cocaína que pesan en su contra.

El 24 de enero del 2020, el Departamento de Justicia de EE.UU. anunció que buscarían que el ex director de la División Antidrogas de la PF mexicana, testificara en contra de quien fue su jefe, Genaro García Luna, ex titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) del Gobierno de México, proporcionando información de los supuestos sobornos que le dieron los hermanos Beltrán Leyva.

Periodismo ético, profesional y útil para ti.

Suscríbete y ayudanos a seguir
formando ciudadanos.

Suscríbete
Descarga gratis nuestra App
Download on the App Store    Disponible en Google Play