Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
¿Cuántas personas han muerto REALMENTE por Covid-19 en Sinaloa?
De acuerdo con expertos y análisis, las cifras oficiales no están midiendo la pandemia con exactitud; en casos y defunciones existe una fuerte subestimación
Adrián López Ortiz
03/09/2020
Marcar como favorita
Foto: Noroeste

A medida que las muertes por la pandemia de Covid-19 se acumulan en Sinaloa, es ya un consenso establecido, tanto entre los expertos como entre la población en general, que los datos oficiales no miden la pandemia con exactitud. Existe una fuerte subestimación de datos confirmados y, más grave aún, de defunciones.

Ese subregistro se debe a tres razones: primero, México es uno de los países que menos pruebas realiza comparado con otros países y, por eso, tiene una tasa de positividad de 43 por ciento, una de las más altas del mundo; segundo, el proceso de realización de pruebas es lento y excede por mucho los tres días que fija la norma como plazo máximo de servicio, por lo que los contagios y defunciones pueden tardar semanas y hasta meses para confirmarse y agregarse a la base de datos oficial; y tercero, existe una gran parte de la pandemia que no se registra en la base de datos de la Dirección Nacional de Epidemiología de la Secretaría de Salud federal, pues muchas personas temen acudir a hospitales públicos y deciden realizarse la prueba en laboratorios privados y atenderse en instituciones privadas o con médicos particulares.

Conocer el tamaño real de la pandemia es pertinente porque permite estimar necesidades hospitalarias y tendencias de la epidemia para la toma de decisiones en materia sanitaria y económica.

Pero, sin duda, el indicador más contundente y con el que habrá de ser evaluado finalmente el éxito o fracaso de la estrategia elegida por el Gobierno federal y seguida por la mayor parte de los gobiernos estatales, entre ellos Sinaloa, son los fallecimientos provocados por la pandemia. Los sabremos a detalle una vez que el INEGI registre todas las actas de defunción del periodo de la pandemia y haga pública esa información estadística, pero para eso falta todavía mucho tiempo.

Por eso, en Inndaga, la Unidad de investigación y análisis de Noroeste, decidimos concentrarnos en las muertes provocadas por la pandemia para responder las siguientes preguntas: ¿cuántas personas han muerto realmente por Covid-19 en Sinaloa?, ¿cuántas por “neumonía atípica”?, ¿fueron bien diagnosticadas antes de morir?, ¿cuántas murieron esperando su diagnóstico?

 

Metodología

Para responder las preguntas anteriores, Noroeste solicitó al Registro Civil del Estado, cuya titular es Irma Tirado Sandoval, la lista de todas las muertes ocurridas en el estado del 1 de enero al 31 de julio de 2019 y para el mismo periodo de 2020, así como la causa de muerte de cada una de ellas, su edad, escolaridad y municipio, entre otros datos.

Las bases de datos recibidas tras 24 días de ingresada la solicitud, toda vez que el Registro Civil pidió una prórroga en el plazo para entregar la información completa, incluyen el registro de 9 mil 352 personas fallecidas de enero a julio de 2019 y de 12 mil 352 personas fallecidas en el mismo periodo de 2020.

Ambas bases de datos se consolidaron en una sola y se analizó la causa de defunción de cada una de las personas para identificar causas de muerte asociadas a Covid-19.

Con esa clasificación se realizaron tablas dinámicas para identificar patrones en dichos datos, preguntamos también a diversas fuentes de la Secretaría de Salud sobre el tema. Estos son los hallazgos de nuestra investigación hasta ahora:

 

Primer hallazgo

Cifras oficiales subestiman en 30 por ciento muertes por Covid-19 en Sinaloa

Al 31 de julio pasado, la Secretaría de Salud estatal en voz de su titular, Efrén Encinas Torres, informó la situación de la epidemia de Covid-19: 12 mil 890 casos confirmados, mil 781 casos sospechosos y un registro oficial de 2 mil 181 muertes confirmadas en Sinaloa.

 

 

 

Sin embargo, ese registro subestimó en 30 por ciento la cifra real de muertes asociadas a la enfermedad, según al análisis que Noroeste realizó con datos de todas las defunciones registradas en el estado de enero a julio del 2020 en la oficina del Registro Civil.

De acuerdo con dichos datos, obtenidos vía solicitud de información al Registro Civil del Estado con folio 00910520, el total de muertes asociadas a la enfermedad Covid-19 fue de 2 mil 834, una cifra mayor a la oficial en 653 defunciones, para un diferencial de 30 por ciento superior a lo informado por el Secretario de Salud estatal.

 

El diagnóstico

Según la base de datos construida por Inndaga/Noroeste, el total de muertes asociadas a Covid se agrupó en cuatro diagnósticos: “Covid-19 confirmado” con 33.1 por ciento, “Probable Covid-19” con 33.7 por ciento, “Sospechoso de Covid-19” con 24.6 por ciento y “Neumonía atípica” con 8.6 por ciento.

Es decir, solo una de cada 3 muertes asociadas a Covid-19 en Sinaloa tenía un diagnóstico confirmado al día de su muerte, el resto fueron “probables” o “sospechosos”.

 

 

 

En el caso del diagnóstico denominado “neumonía atípica”, con 244 casos registrados al 31 de julio de 2020, presentó un crecimiento exponencial de 2 mil 340 por ciento comparado con 2019, periodo en que solo se registraron 10 casos.

Al respecto, Humberto Valle Guerrero, epidemiólogo del Gobierno del Estado, confirmó a Antonio Olazabal, reportero de Noroeste, que la Secretaría de Salud, que integra un Comité Jurisdiccional que vigila la pandemia de Covid-19 en Sinaloa, “diagnostica” casos positivos de SARS-CoV-2 sin necesidad de hacer pruebas clínicas.

 

El epidemiólogo explicó que hay un Comité Jurisdiccional, integrado por médicos que dictaminan las muertes por Covid-19, así como los contagios, esto dependiendo del cuadro clínico que muestre el paciente y estudiando su entorno; si cumple ciertas características, se cataloga como positivo, sin que haya una prueba de laboratorio de por medio que identifique el virus.

Hay un método que se llama ‘Método de Asociación Epidemiológica’, todo caso que esté en esas condiciones debe ser sometido en esta metodología, en la cual, los epidemiólogos, los neumólogos, los médicos internistas se reúnen para analizar el caso; si hay una asociación epidemiológica en la cual los clínicos, o sea, los datos clínicos del paciente, el medio ambiente del paciente, la familia del paciente, la comunidad del paciente, son positivos, esos casos pueden ser dictaminados como asociación epidemiológica positiva y se clasifican como caso confirmado por asociación epidemiológica, no por virología".

 

Letalidad

Con los datos reales de decesos, la letalidad de Sinaloa sería todavía más alta de lo que ya es, pues pasaría del 16.92 por ciento el 31 de julio pasado a un 22 por ciento, aunque también se sabe que existe una fuerte subestimación en el número real de contagios, lo que afectaría el cálculo preciso de este indicador.

Lo que es innegable es que los muertos reales son más de los que se reportan oficialmente. Por ejemplo, al 31 de agosto la cifra oficial de decesos por Covid-19 reportada por la Secretaría de Salud estatal es de 2 mil 788 muertes, cifra todavía menor a la calculada con base en los datos del Registro Civil desde hace un mes.

Si la subestimación del 30 por ciento se mantiene, cabe estimar que el número real de muertes asociadas a Covid al 31 de agosto esté por encima de los 3 mil 624 fallecimientos en Sinaloa.

De hecho, con las muertes reales al 31 de julio, Sinaloa habría superado desde entonces el escenario catastrófico de 2 mil 646 muertes por Covid-19 que estableció el mismo Gobierno del Estado en el mes de abril pasado.

 

Mazatlán, el municipio más subestimado

Vistos por municipio, el mayor subregistro de decesos lo presenta el municipio de Mazatlán, con el 50 por ciento del total de los 653 fallecimientos faltantes.

Es decir, al 31 de julio pasado y según la base de datos del Gobierno federal, el municipio gobernado por el morenista Luis Guillermo Benítez reportaba 260 fallecimientos, mientras que Salud estatal reportaba 278, pero en realidad habían muerto ya 586 personas por diagnósticos asociados a Covid-19 a esa fecha.

El segundo municipio con mayor diferencia faltante es Guasave gobernado por la morenista Aurelia Leal con 100 decesos menos (15.4 por ciento); seguidos de Navolato con 72 (11.1%) y Culiacán con 36 (5.5 por ciento), gobernados por los morenistas Eliazar Gutiérrez y Jesús Estrada Ferreiro, respectivamente.

 

 

 

 

Segundo hallazgo

“Exceso de muertes” es del 39 por ciento durante la pandemia en Sinaloa

 

 

 

El “exceso de mortalidad” se ha convertido en un criterio estándar a nivel internacional para estimar de una manera diferente las muertes asociadas a la pandemia. Bajo la premisa de que ningún país puede medir con precisión absoluta las muertes y contagios de Covid-19 en su territorio, básicamente lo que se hace es comparar el número de muertes en 2020 con respecto a los muertes de otros periodos anteriores y similares; las muertes “excedentes” pueden darnos una buena idea del impacto de la pandemia en la mortalidad de una región.

De acuerdo con Mario Romero y Laurianne Despeghel, pioneros en este tipo de análisis (https://datos.nexos.com.mx/?p=1388) en México, la medición del “exceso de mortalidad” tiene cuatro ventajas: universalidad, sencillez, rapidez y el hecho de que permite medir la totalidad de los decesos directos o indirectos de la covid-19 y limitar así el subreporte.

Recomendamos: https://datos.nexos.com.mx/?p=1602

Muchos países del mundo reportan esas cifras pero México no es uno de ellos. A nivel nacional, tenemos ahora el dato recién revelado por Animal Político y Proyecto Li de 130 mil muertes excedentes en 2020 y el dato de la Ciudad de México que, de acuerdo con un reportaje reciente de The Economist, registró oficialmente 9 mil 388 muertes por Covid-19 al 28 de agosto pero con un excedente de 29 mil 97 muertes.

En el caso de Sinaloa, con 9 mil 200 muertes formalmente inscritas en el Registro Civil del Estado de Sinaloa de marzo a julio de 2020, el estado presenta un exceso de muertes de 39.27 por ciento con respecto a las 6 mil 606 muertes registradas en el mismo periodo de 2019.

 

 

 

De marzo a julio de 2020 el comportamiento de las muertes con respecto a 2019 fue el siguiente: 6.04 por ciento en marzo, -32.97 por ciento en abril (mes en el que se inició la Jornada Nacional de Sana Distancia y el Registro Civil estuvo limitado en su operación), 4.76 por ciento en mayo, 111.59 por ciento en junio y 119.94 por ciento en julio. Lo que muestra el impacto de la pandemia de Covid-19 en el estado a partir del mes de marzo, toda vez que el primer caso se registró el 29 de febrero en Culiacán.

 

 

 

De mantenerse los datos mencionados, la tasa de mortalidad de Sinaloa crecería de 5.57 en 2019 a 7.14 muertes por cada mil habitantes para 2020.

 

Variación en los datos

Esta es la segunda vez que Noroeste solicita dicha información al Registro Civil de Sinaloa. La primera vez, el registro de decesos de enero a junio de 2020 fue de 9 mil 176 fallecimientos, mientras que la segunda vez el Registro Civil reportó 9 mil 341 para el mismo periodo, lo que implica una diferencia de 165 decesos más equivalentes al 1.8 por ciento del total entre una solicitud y otra.

La variación indica que se agregaron nuevas defunciones de manera posterior en los meses de febrero a junio, pues enero permaneció igual con mil 745 decesos registrados.

 

 

 

Tercer Hallazgo

Muertes por neumonía atípica crecen 2,340% en 2020

 

Gustavo Estrada Guerra de 47 años de edad, ingresó al Hospital General de Escuinapa con dolor abdominal y fiebre y, horas después, murió. “Mi esposo iba con dolor abdominal, la doctora González lo operó, luego nos salió con que tenía Covid-19, no dejaron que lo viéramos, me lo sellaron en la caja, ni lo pudieron cambiar, así lo envolvieron en cobijas, no pudimos despedirlo como Dios manda”, refiere su esposa.

Según la nota de la reportera Carolina Tiznado, de Noroeste, el certificado de defunción de Gustavo emitido el 7 de abril de 2020 consignó la causa de su muerte con dos conceptos: “Choque séptico” y “Neumonía atípica, probable Covid-19”.

Recomendamos: https://www.noroeste.com.mx/publicaciones/view/gustavo-entro-a-hospital-de-escuinapa-por-dolor-abdominal-lo-operan-muere-y-dicen-que-de-covid-pero-fue-peritonitis-1195492

 

 

 

En realidad, fue una peritonitis lo que le provocó la muerte a Gustavo, de acuerdo con el propio director del centro hospitalario, Wilfrido Delgado Pardo, quien acudió con la familia a disculparse. La emisión equívoca de la causa del deceso hizo que la familia de Gustavo no le pudiera dar un funeral tradicional, pues al emitirse como Covid-19, las disposiciones sanitarias cambian las formas del sepelio para evitar posibles contagios.

El caso ilustra como la “neumonía atípica” se volvió un diagnóstico recurrente en los certificados de defunción de los sinaloenses durante la pandemia, al pasar de 19 diagnósticos de este tipo de enero a marzo de este año, hasta alcanzar 225 diagnósticos de abril a julio, justo los meses de la pandemia de Covid-19.

 

 

 

 

¿Qué es la “neumonía atípica”?

La neumonía es la inflamación o hinchazón del tejido pulmonar, debido a la infección causada por un germen. En el caso de la neumonía atípica, la infección es causada por bacterias diferentes de las más comunes que causan la neumonía típica.

Con 244 casos acumulados al 31 de julio de 2020 la neumonía atípica como causa de muerte en Sinaloa presentó un crecimiento exponencial de 2 mil 340 por ciento comparado con 2019, cuando solo se registraron 10 casos en el mismo periodo.

 

 

 

Al respecto, el 7 de abril de 2020, la Secretaría de Salud informó que estaba investigando todos los casos de enfermedades respiratorias para descartar o asentar si se trataba o no de coronavirus, y, en caso de muerte, no se asentara en el acta de defunción que se trata de influenza o “neumonía típica”, manifestó Santiago Reyes Reyes, jefe del Departamento de Epidemiología de la Jurisdicción Sanitaria VI de Sinaloa.

“No se está ocultando la información ni se están dando otros diagnósticos, hay neumonías, se investigan y se descarta que no sean casos de Covid-19, sino realmente neumonías típicas o a veces que se complican con otros padecimientos como influenza y problemas cardiovasculares”, declaró el funcionario.

Recomendamos: https://www.noroeste.com.mx/publicaciones/view/salud-no-maquilla-datos-de-muertes-por-covid-19-reyes-reyes-1192389

En el mismo sentido, el 28 de abril el Subsecretario Hugo López-Gatell aceptó que “Durante una epidemia como ésta [...] debemos asumir que toda neumonía atípica es Covid-19 a menos que se demuestre lo contrario”.

 

Cuarto Hallazgo

Mueren más hombres y aquellos con menor educación por Covid-19 en Sinaloa

En Sinaloa la epidemia de Covid-19 mató a 2 mil 834 personas al 31 de julio pasado y de ese total, Noroeste pudo conocer los datos de escolaridad de mil 690 de ellos.

Un análisis de esa información arroja que el 47.69 por ciento de los decesos se refieren a personas con escolaridad de primaria trunca o terminada, 14.38 por ciento con secundaria terminada, 12.43 por ciento con preparatoria terminada, 15.03 por ciento con profesional, 5.98 por ciento con “otra” escolaridad (posgrado), y solo un 4.50 por ciento sin escolaridad.

 

 

 

Es decir, una de cada dos personas fallecidas por Covid-19 en Sinaloa solo había cursado hasta la escuela primaria.

Por otro lado, analizados por sexo y edad, las personas fallecidas por la pandemia en Sinaloa promedian 66 años de edad en general al momento de su muerte y 65 por ciento de ellos fueron hombres, mientras que 35 por ciento fueron mujeres.

 

 

¡Suscríbete por 1 peso al día!

Y además llévate de regalo una taza personalizada con tu nombre de nuestro 47 Aniversario. Haz click AQUÍ.

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Comentarios
Elevemos la conversación
Noroeste cree en la conversación abierta y responsable. Por eso este espacio es exclusivo para suscriptores y usuarios registrados. Opina con respeto.
El resto del contenido es exclusivo para usuarios registrados de Noroeste
Acceso   Registro
Utiliza tu red social favorita
   
Mediante correo y una contraseña
Alberto gomez montero
Excelente su investigación periodística
Pepe Lirio
Son datos muy preocupantes, muestran claramente que la población de escasos recursos es la más golpeada por la pandemia.
Sergio Mejía Cano
Excelente reportaje, muy amplio y explicativo y por demás, apegado a la realidad; sin embargo, muchos de nosotros estamos con la duda si nuestros familiares, amigos y conocidos, en realidad se fueron por el coronavirus, precisamente por no permitir ver el cuerpo, no hacerles la debida autopsia, no permitir velarlos, etcétera. Cuántos y cuántos testimonios en las redes sociales de familiares de fallecidos supuestamente por covid-19, que alegan que sus muertitos padecían de otras enfermedades y no presentaban síntomas asociados con dicha pandemia. Entonces, para eso sacaron la morbilidad, para así justificar el fallecimiento. Gracias por compartir este buen reportaje que estoy seguro, a
Paul
FELICIDADES A TU EQUIPO ADRIÁN. En México hay muy poco reportaje de investigación, la mayoría son refritos. Los datos presentados confirman lo que todos sospechamos: que se esconden y se sobre estiman las causas de las muertes por Covid. Llama la atención como se ocultan los datos de Mazatlán ¿para no afectar el turismo? Otro es como se acumulan las muertes en quienes tienen baja escolaridad, todavía hay muchos por todos lados, que no lo creen y andan como si nada poniendo en peligro a otros. Estas estadísticas nos dan una idea más aproximada. Conocerlas sirve para tomar decisiones.
Recomendamos para ti

Oportunidades