Entrar
 Suscribirme 
Este medio electrónico utiliza cookies para mostrar contenido personalizado y publicidad segmentada relacionada con sus preferencias. Si continúa en nuestro sitio o aplicaciones, entendemos que otorga y acepta plenamente que sus datos recabados serán utilizados mediante las disposiciones y términos de nuestro aviso de privacidad.
Dejan a menor baleado afuera de Cruz Roja en Culiacán y muere al ser intervenido
La víctima es identificada como Ramón Alberto, de 14 años, y su cuerpo ya fue reclamado
Noroeste / Redacción
23/05/2018 | 00:26 AM
Compartida 49 veces
Marcar como favorita

CULIACÁN._ Personas desconocidad dejaron esta madrugada a un menor baleado a las afueras de la Cruz Roja de las Ciudades Hermanas.

Sin embargo, la víctima falleció al ser intervenida por las heridas que presentó a un costado del rostro.

Ya este miércoles por la mañana, el menor fue identificado como Ramón Alberto "N", de 14 años, vecino de la Colonia Esthela Ortiz, y su cuerpo ya fue reclamado.

Policías indicaron que el joven fue abandonado a las 00:40 horas por el bulevar de las Ciudades Hermanas, frente a Cruz Roja.

El vehículo que lo dejó se dio a la fuga por las calles de la zona.

Los médicos de la institución indicaron que la víctima presentó dos heridas en el costado izquierdo del rostro, lesiones que le arrebataron la vida.

Personal de la Fiscalía General del Estado indicaron que una de las líneas de investigación es determinar si el menor es uno de los jóvenes que fueron privados de la libertad la tarde del martes en la Colonia Esthela Ortiz, y continúan trabajando en colaboración con agentes investigadores en el trabajo pericial y de campo para determinar el móvil del crimen.

En noviembre del año pasado, en el sector Cañadas, también en Culiacán, otro menor de 14 años fue asesinado a balazos, justo frente a una primaria.

Los hechos, registrados el 17 de noviembre, se dieron después de una persecución del menor de parte de un grupo armado, que le disparó, quedando la víctima frente a una escalera.

 

En febrero de este año, un niño de solo 13 años de edad, fue encontrado asesinado y quemado, en el camino a Higueras del Conchi, al norte de Mazatlán.

La familia, que sufrió este caso, desconocían las causas por las que se dio este asesinato, pues describían al menor como alguien tranquilo y reservado.

 Y apenas en abril de este año, otro menor, de 15 años, fue asesinado a Culiacán, atacado a balazos desde un automóvil en marcha.

El hecho se registró en el Fraccionamiento Valle del Agua. La víctima caminaba por una de las calles de ese asentamiento cuando fue interceptado por el grupo armado, disparándole con fusiles AR-15.

 

Notificaciones
Entérate antes que nadie
Recibe notificaciones en tu navegador
Al suscribirte estás aceptando los términos y condiciones de servicio
Te puede interesar..

Oportunidades