Te quedan articulos gratis este mes

Atlanta Hawks no da opción a New York Knicks y pone el 3-1 en la eliminatoria

Con un resultado de 113 a 96 los Hawks están a tan solo un triunfo de las Semifinales de Conferencia

Atlanta Hawks está cada vez más cerca de su objetivo de la temporada. Gracias a su victoria por 113 a 96 sobre los New York Knicks en el Juego 4 los de Nate McMillan dejaron prácticamente sentenciada la eliminatoria al ponerse 3-1 en el global.

Un triunfo donde los locales pudieron desplegar su estilo de juego propio en ataque gracias a una intensidad defensiva alta durante la primera mitad. Ese rendimiento sostenido permitió a Atlanta marcar el tiempo del choque en ambos extremos hasta conseguir romperlo en el tercer cuarto con un parcial de 35 a 22.

La defensa fue la clave del partido una vez más, especialmente la que realizó el juego exterior de Atlanta sobre Julius Randle , al cual volvieron a dejar muy por debajo de sus guarismos habituales, quedándose tan sólo en 23 puntos en 7 de 19 intentos a lo que añadió 10 rebotes y 7 asistencias. El plan seguido con el ala-pívot, y en general con el resto de los neoyorquinos, se basó fundamentalmente en permitir el lanzamiento exterior a cambio de ser muy agresivos ante la penetración , limitando al máximo las posibilidades de anotar del propio Randle o de Barrett.

Poco a poco los Hawks fueron haciendo mella en la ofensiva rival que fue empobreciendo hasta sólo producir de la mano de Rose, el más destacado del conjunto visitante. En ese sentido, en el momento en el que estas buenas defensas se tradujeron en transiciones para los locales estos pudieron romper el partido, siendo capaces de correr, abrir el campo y jugar rápido.

En ese sentido dos figuras destacaron gracias a eso: Bogdan Bogdanovic y Trae Young . El serbio fue de menos a más, contagiando al resto de sus compañeros y dando cobertura al base en funciones creativas, lo que junto a su acierto exterior logró terminar con 12 tantos clave en 4 de 11, añadiendo 8 rebotes y 6 asistencias. Mientras, Young completó un encuentro sobresaliente y que demuestra su progresión y maduración en esta campaña. El ex de Oklahoma dirigió el ataque de los Hawks con gran maestría, distribuyendo el balón en el inicio para castigar la defensa de Knicks para más tarde ser quien lideraría el triunfo. De este modo, el joven se fue hasta los 27 puntos y 9 asistencias en 9 de 21 en tiros de campo, aunque sumamente desacertado en el triple con 4 de 14.

(Con información de NBA México)