Amenazan herederos con llevar ‘La Casa Gucci’ a tribunales

En una misiva los herederos de Gucci afirman que se sintieron especialmente dolidos por la descripción de Patrizia Reggiani

Los herederos de la casa de moda de lujo italiana Gucci amenazaron este lunes con emprender acciones legales contra la película de Ridley Scott La Casa Gucci, a la que acusaron de retratar a los miembros de la familia como agresores.

La película se inspira en uno de los acontecimientos más destacados de los años 90 en Italia: el asesinato de Maurizio Gucci (interpretado por Adam Driver), heredero de la firma de moda italiana, a instancias de su ex esposa Patrizia Reggiani (a quien Lady Gaga dio vida).

“La familia Gucci se reserva el derecho de tomar cualquier iniciativa para proteger su nombre e imagen, así como los de sus familiares”, dice una carta publicada por la agencia de noticias italiana ANSA y firmada por los herederos de Aldo Gucci (1905-1990), fundador de la marca de lujo, publicó laprensademonclova.com.

“Gucci es una familia que vive honrando el trabajo de sus ancestros, cuya memoria no se merece ser molestada para escenificar un espectáculo que es irreal y que no le hace justicia a sus protagonistas”.

La misiva afirma que los herederos de Gucci se sintieron especialmente dolidos por la descripción de Patrizia Reggiani, a quien señalaron como una mujer condenada por ordenar el asesinato de Maurizio Gucci que fue presentada como víctima en la ficción.

“La producción del filme no se molestó en consultar a los herederos antes de describir a Aldo Gucci, presidente de la compañía por 30 años, y a los miembros de la familia Gucci como matones, ignorantes e insensibles al mundo que los rodea”, se añadió.

La Casa Gucci fue dirigida por el director británico Ridley Scott, de 83 años, quien ha realizado algunas de las películas más emblemáticas de los últimos 40 años, como Blade Runner, Alien: el Octavo Pasajero y Gladiador.

La semana pasada, el cineasta desestimó en entrevista para la BBC Radio las críticas previas de la propia Patrizia de que había robado la identidad de una familia para hacer dinero.

“No me caso con eso. Debes recordar que un Gucci fue un asesino, y otro fue a la cárcel por evasión de impuestos, así que no puedes estar hablándome de generar ganancias (con la película). Tan pronto como haces esas cosas, te conviertes en parte del dominio público”, declaró.

La familia Gucci no está involucrada en la marca de lujo desde los años 90.

Ahora, es propiedad del grupo francés Kering, fundado por el multimillonario François Pinault, esposo de la actriz Salma Hayek, quien también formó parte del elenco del largometraje con el personaje de Pina Auriemma.

Periodismo ético, profesional y útil para ti.

Suscríbete y ayudanos a seguir
formando ciudadanos.

Suscríbete
Artículo disponible solo para lectores registrados
Periodismo ético, profesional y útil para ti.

Sé parte de nuestra comunidad.

Regístrate gratis
Descarga gratis nuestra App
Download on the App Store    Disponible en Google Play